La luz ultravioleta como arma contra la COVID-19

Inicio » Blog » La luz ultravioleta como arma contra la COVID-19
18 de febrero de 2021

Los científicos conocen desde hace décadas las capacidades de desinfección de la luz ultravioleta (UV). Ahora, se considera una herramienta importante en la lucha contra COVID-19. ¿Lo utilizas en tu empresa?

Los productos UV-C (también llamados UV germicidas) anuncian tasas de muerte de patógenos superiores al 99,9%. Y debido a su efectividad, son increíblemente útiles para hospitales, laboratorios médicos, centros de atención para personas mayores, estaciones de policía y bomberos, aeropuertos, estaciones de tránsito, escuelas, edificios gubernamentales, edificios de oficinas y hoteles.

¿Qué es la luz UV-C?

El UV-C (también llamado UV germicida) es parte del espectro ultravioleta que puede inactivar patógenos como bacterias y virus. UV-C utiliza longitudes de onda específicas del espectro ultravioleta, típicamente entre 200 y 280 nanómetros.

La luz UV-A y UV-B también puede matar algunas bacterias y gérmenes, pero en su mayoría son ineficaces contra virus como el SARS-CoV-2. La Illuminating Engineering Society (IES) publicó recientemente un informe sobre UV germicida que asegura que UV-C es la parte más efectiva del espectro.

Aunque comúnmente se le llama “luz ultravioleta”, las longitudes de onda ultravioleta caen justo fuera del espectro de luz visible. Los científicos generalmente se refieren a los rayos ultravioleta como energía radiante, pero la “luz ultravioleta” se ha vuelto más aceptada. No verá la luz visible producida por los productos UV.

¿Cómo mata los virus los rayos UV germicidas?

Los productos UV germicidas pueden cambiar el ADN y el ARN de bacterias y virus, destruyendo su capacidad de reproducción.

La mayoría de los productos UV-C pueden inactivar hasta el 99,9% de los patógenos, incluidos virus, bacterias, esporas de moho y hongos. Los virus no son técnicamente organismos vivos, por lo que los rayos UV germicidas técnicamente “inactivan” los virus.

Dado que COVID-19 puede vivir en ciertas superficies hasta por tres días y puede viajar por el aire, los rayos UV germicidas son una gran herramienta para desinfectar el aire y las superficies.

Aunque la ciencia detrás de los rayos UV germicidas existe desde hace mucho tiempo, no se ha utilizado hasta hace poco, nosotros te ayudamos. Y es que diferentes revisiones médicas han notado que la efectividad y el uso han aumentado en los últimos 13 años.

Ahora, la tecnología se está expandiendo para incluir nuevos productos que pueden funcionar para una amplia gama de industrias, no solo para hospitales.

¿Es segura la luz ultravioleta germicida?

Al igual que los rayos del sol, los rayos UV pueden dañar la piel y los ojos. Es importante seguir estrictas pautas de seguridad cuando los productos están en funcionamiento.

Como regla básica, las lámparas UV no deben encenderse cuando haya alguien cerca. El IES asegura que no hay informes de daños a largo plazo por sobreexposición accidental, pero puede haber dolorosas consecuencias temporales.

Solo trabajadores capacitados deben manejar las unidades germicidas UV y asegurarse de que el producto esté apagado antes de realizar el mantenimiento. Además, debe comprar la bombilla adecuada para el accesorio adecuado y seguir las pautas de uso del producto de los fabricantes.

Un consejo más para mantenerse seguro alrededor de la luz UVC es usar el equipo de protección personal (EPP) adecuado. También puede encontrar calcomanías de exposición personal sensibles a UVC para ayudar a indicar cuándo alguien que trabaja con luz UVC puede haber recibido el límite máximo de exposición diaria.

0 comentarios